Hablemos del inconsciente, aún...
ASOCIACIÓN LIBRE

¡¡ANTI-LAPSUS!!

Ernesto Sinatra
Blu

Una serie de actos fallidos perturbaban a un analizante. Pero encontró un antídoto: cometía lapsus... sólo en su pensamiento; luego producía un silencio casi imperceptible; después nombraba el lapsus que había estado a punto de cometer; para seguir hablando como si nada. Un instante más y la bomba explotaba ¿Explotó? No.

Su fórmulainvariable:‘Tuve un fallo...pensé x en lugar de y’

Incorporar el ‘fallo’ en los dichos pretende anular lo que amenaza, junto con la sorpresa del lapsus y la intervención posterior del analista. El analizante se acomoda así a la regla analítica ya que siempre suelta el lapsus —pero nunca antes: después.

Anti-lapsus:marca del triunfo de la defensa contra lo real de un goce a un paso de irrumpir desde el lapsus. El tiempo es aplastado: el instante del lapsus se fosiliza y el anti-lapsus que ocupa su lugar —por ello: pseudo-lapsus— adviene desde el tiempo pasado (el ‘fallo’ ya ocurrió). Se anula la sorpresa, la división. La hiancia entre pensamiento y habla se muestra al par que se sutura: la substancia es su elemento medio: goce del bláblá.

Secuencia lógico-temporal del anti-lapsus:

  1. lapsus —en el pensamiento
  2. silencio = aislamiento
  3. fórmula ‘Tuve un fallo…'
  4. goce del bláblá (continúa como si nada..)
  5. anulación lapsus (corolario)

¿Cómo responder? No lo sabía.

Un día, cuando el analizante comenzaba a pronunciar la fórmula, sin esperar la confesión del fallo, procedí a cortar en ese punto la sesión. A partir de entonces, efectuaba el corte sin ninguna contemplación por la significación. Al malestar producido por la interferencia le acompañaba ahora la angustia: él ya no sabía qué querían decir sus anti-lapsus. El corte permitió reinstalar la hiancia del inconsciente, agujereando la trama del anti-lapsus, volviendo así al conjunto nuevamente incompleto y a su estructura, inconsistente.

Fue allí, justo entonces, que su crueldad hacia el Otro Sexo irrumpió decidida, avergonzándolo.