Hablemos del inconsciente, aún...
ASOCIACIÓN LIBRE

Vicisitudes

Norah Pérez
Harimao Lee

“¿Cómo reconocerse en el inconsciente, cómo reconocerse en la Escuela, cómo reconocerse en la AMP? Hago equivaler todo esto.[1]

De la Escuela misma Lacan dijo: «la adopté». Y si Lacan la adoptó, es porque debió ser construida en otro lado. Pero nunca se dijo quién había construido la Escuela; en cambio, se dijo: «fue adoptada». Es una Escuela sin fundador. Las ACF no tienen creador, la Escuela no tiene creador, la Revue de l´Ecole no tiene creador. Nada en la Escuela tiene creador. […] Era lógico, e incluso necesario, que esta queja, que permaneció en silencio durante años, surgiera de esta manera en la Conversación [de París].

No es oscurecer las cosas hacer referencia al discurso del amo, al discurso analítico, porque todo, hasta los más pequeños acontecimientos contingentes de nuestra existencia en grupo, permanece marcado, está prescrito por determinaciones antiguas, estructurales, iniciales. Será preciso entrar en el detalle, pero esta perspectiva, precisamente, le confiere dignidad a ese detalle”.[2]

Inconsciente-Escuela-AMP, tres inscripciones del duelo por el padre al adoptar la Causa analítica.

NOTAS

  1. Miller J.- A. En Por qué la ECF respira mal. La conversaciónde París, p. 18. Editado por la AMP. Octubre de 1997.
  2. Idem, p. 36.