Hablemos del inconsciente, aún...
CITA CON EL INCONSCIENTE

Del lenguaje estructurado a lalengua

Gabriela Spina
Alegría del Prado

“La otra satisfacción, entiéndase, es la que se satisface a nivel del inconsciente, y en tanto ahí algo se dice y no se dice, si es verdad que está estructurado como un lenguaje.”
(Jacques Lacan. Seminario XX)

El seminario XX marca un corte, un cambio fundamental de axiomática en la enseñanza de Lacan que comienza en Aun y alcanza el cénit en El sinthome. Este momento corresponde al 6to paradigma del goce, “de la No-relación” con que Miller escande la enseñanza de Lacan. A esta altura se plantea cómo atrapar ese real rebelde a la significación, ese real que no cabe en la estructura. Se trata de la deflación de lo simbólico. Uno de los límites de lo simbólico es el límite del significante ante lo real, es decir, ante la imposible escritura de la relación sexual.[1]

Todo el seminario Aun trata de esa imposibilidad. El Imperio de la No-relación llega a poner en cuestión, en la última enseñanza de Lacan, la pertinencia de intentar operar sobre el goce a partir de la palabra, a partir del sentido. [2]

Si antes había un predominio del significante sobre el goce, ahora el goce predomina sobre el significante.

Partiendo de la primera frase del capítulo V: “Todas las necesidades del ser que habla están contaminadas por el hecho de estar implicadas en otra satisfacción”. [3] Vemos que entre la necesidad y su satisfacción se interpone otra satisfacción (…) esta satisfacción diferente, sería aquella que daría su lugar al inconsciente (…) que designa aquello que se satisface a nivel del inconsciente, y que en tanto tal se sostiene en el lenguaje. Nos presenta al inconsciente como lugar de satisfacción, y ya no solamente como aquello que se interpreta. [4]

La segunda frase del mismo capítulo “La realidad se aborda con los aparatos de goce” [5] indica que el lenguaje mismo es aparato de goce, lenguaje y goce ya no están separados, están de la mano, la palabra misma es goce, lo cual contradice la lógica estructuralista.

Miller dirá que a esta altura el término Sujeto ya no le alcanza, ahora es el ser hablante que incluye el cuerpo.

Lalengua es el neologismo de Lacan para referirse a la palabra en disyunción con la estructura del lenguaje, palabra que no comunica. Hay un cuerpo que habla, que goza. La palabra es uno de los modos de satisfacción del cuerpo hablante. De allí la sesión breve.

NOTAS

  1. Lapsus #2, Julio de 2019. Textos de orientación. Leonardo Gorostiza. “Los confines de la caridad freudiana”. https://28jornadaseol.com/template.php?file=textos-de-orientacion/19-07-15_los-confines-de-la-caridad-freudiana.html
  2. Miller, J.A. “El lenguaje aparato de goce”, Colección Diva, Bs.As., 2000, p. 174.
  3. Lacan, J. El seminario. Libro 20: Aún, Paidós, Barcelona, 1981, p. 65.
  4. Miller, J.A. “El partenaire-síntoma”, Paidós, Bs.As., 2008, p.194.
  5. Lacan, J. El seminario. Libro 20: Aún, Paidós, Barcelona, 1981, p.69.