Hablemos del inconsciente, aún...
PASE

¿De qué inconsciente hablamos al final del análisis?

Luis Tudanca
Don Moyer

Me sucedió, firmando una dedicatoria que, al querer incluir el término libro en la misma no supe, en ese instante, si iba con v corta o con b larga.

Sin dudarlo encaré a mi interlocutor de ocasión y le pregunté cómo se escribía dicha palabra.

Recién ahí caí en la cuenta de la división subjetiva que la circunstancia había producido…en el otro.

El lapsus calami al que me refiero proviene de la cifra inconsciente que ya no empuja a ningún desciframiento posible, ni tiene pretensión de dirigirse a ningún sujeto supuesto saber.

Hay, por supuesto, resonancia en/de la procedencia: el livre (francés) es homofónico con el libre (español) que quiso ser “La” libertad por la que luchar.

Desembrollarme en acto de esos enredos me produce, la llamaré así, una leve risa.

La liviandad de esa risa corporiza un goce que es del sínthoma que tomó distancia de su cara más mortificante.

Para seguirla: uno no toma distancia del sínthoma, éste toma distancia…